UNO

"Cuando UNO escribe, el lector es UNO." - Jorge Luis Borges

17 julio 2006

Mi mamá me... ¿casca?

Eso es lo que deben haber pensado los señores de la RIAA (el equivalente yanqui de la $GAE -enlace indirecto-) cuando la madre a la que habían denunciado les ha dado una patada en donde más les duele: el bolsillo, malpensados... :)

Habían denunciado a su hija, Amanda Foster, por uso ilegal de las redes P2P, y a la madre, Debbie Foster, como responsable de su hija y de sus actividades. La RIAA, pensando siempre en el bienestar de esta buena señora, le ofreció la posibilidad de olvidarse del asunto por una cantidad simbólica, 5.000 dolares de nada. La señora Foster, con buen criterio, decidió rehusar tan generosa oferta y seguir por la vía juducial.

Y ahora viene lo bueno: en el juicio, la RIAA ha sido incapaz de presentar pruebas contra Mrs. Foster, con lo que al juez no le ha quedado otra que dictar a favor de la misma y en contra de la RIAA. Esta organización no solo ha tenido que pagar los costes del juicio, sino que han quedado como unos mafiosos, metiendo miedo, sin pruebas, a una pobre mujer, con amenazas de pleitos y multas a tutiplén y con la sola intención de sacarle dinero.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home